¿De qué estamos hablando cuando hablamos de drogas? Herramientas para la intervención con jóvenes

Estibaliz Ansotegi Guruziaga, licenciada en psicología y coordinadora de programas de prevención de adicciones de Ortzadar. ha sido la formadora de este curso impartido los días 3, 10 y 17 de Octubre en Bilbao.
A pesar de haberse investigado, trabajado y analizado en profundidad el tema de las drogodependencias, en muchas ocasiones, sigue siendo novedoso para colectivos que trabajan con la juventud como pueden ser los equipos técnicos de juventud, equipos de educadores y educadoras, y equipos de orientación escolar.
Estos profesionales, para poder realizar su trabajo de manera exitosa y llegar a este colectivo, necesitan herramientas adecuadas para afrontar las situaciones con las que se pueden encontrar y realizar una adecuada prevención y reducción de riesgos.
Para ello, es necesario que se maneje una información objetiva y veraz sobre diferente sustancias, especialmente las más consumidas como pueden ser el alcohol, tabaco y cannabis.
Además de la información, ¿qué herramientas educativas son importantes para trabajar con adolescentes que puedan estar realizando consumos de drogas?
Tal y como se ha comentado anteriormente, tener una información objetiva y veraz sobre el tema es fundamental para poder llegar al público joven.
Además de ello, es importante que nos vean como personas de referencia, cercanas, crear relaciones de confianza. Para ello es necesario que nos pongamos en el lugar de la juventud e intentar entender la realidad tal y como la están viviendo, entender sus comportamientos y reacciones, debemos de ser capaces de escuchar y mantener una buena comunicación. En definitiva ser unos modelos adecuados en los que se puedan reflejar y aprender por observación.

¿Cómo se debería actuar si pensamos que nuestros jóvenes están consumiendo drogas?
La juventud es una época caracterizada por la necesidad de explorar y buscar nuevas experiencias, y entre ellas también se podría encontrar el consumo de sustancias. La mayoría de los consumos consisten en formas de socialización, pertenencia a un grupo, paso de la infancia a la vida adulta, y lo asocian con la diversión. Por ello, tener una información adecuada es fundamental para poder reducir los riesgos asociados a los consumos de sustancias.
Es cierto que la mayoría de las veces, y en la mayor parte de los y las jóvenes, el inicio del consumo no conduce a la dependencia. Sin embargo, es importante, estar atentos ante determinadas señales, porque cuanto antes se intervenga mejores resultados se obtendrán.

Con respecto a la actitud que deberíamos tomar, es necesario que les mostremos apoyo, comprensión, les escuchemos y tengamos en cuenta sus opiniones y necesidades.

¿Cómo les podemos ayudar a que hagan frente a estas situaciones de una manera adecuada?
Algunas de las ideas claves a trabajar con la adolescencia serían:
 Potenciar sus factores de protección ante los consumos de alcohol y otras drogas y fomentar actitudes y hábitos saludables, a fin de retrasar la edad de inicio, reducir los consumos y evitar los usos problemáticos.
 Reducir los consumos de riesgo y los riesgos asociados al consumo de drogas de forma recreativa. Que conozcan las consecuencias legales de usos y consumos inapropiados; que conozcan los riesgos relacionados con la conducción, en sus relaciones con otras personas,… Así y solamente así podrán tomar decisiones responsables al respecto.
 Proporcionar información veraz y actualizada sobre el consumo de drogas y los riesgos asociados a su consumo.

Estibaliz Ansotegi Guruziaga
ORTZADAR


«