La tecnología: El “plan b” del confinamiento, también para las personas mayores

La tecnología: El “plan b” del confinamiento, también para las personas mayores

El colectivo de personas mayores ha sido uno de los grupos más sacudidos y perjudicados por la pandemia del Covid-19. Ya en el propio confinamiento han vivido muchas emociones: miedo, incertidumbre… y muchos y muchas de ellas, lo han vivido en soledad, sin casi socializarse con familiares o amistades.

Numerosos municipios, entre ellos Berango, no se ha querido olvidar de este colectivo durante los meses de confinamiento y ha puesto en marchadiversas acciones para romper con esa soledad y seguir trabajando en un envejecimiento activo, donde las personas mayores tuviesen la posibilidad de seguir siendo participativas, de divertirse, de aprender….

Entre estas acciones ha sido muy valorada y reconocida por las propias personas destinatarias la labor desempeñada por Nagusien Etxea del municipio. No quedaba otra que reinventarse y se creó un grupo de WhatsApp con las personas usuarias del centro, donde trasladar las acciones habituales al medio virtual. Fueron muchos y muchas quienes pudieron ser partícipes y protagonistas en las actividades que se ofrecían a diario.

Gracias a esta aplicación han seguido con sus cursos de gimnasia, coro, taichí…, han realizado actividades de potenciación de la memoria, han podido realizar excursiones a muchos lugares de interés mediante visitas virtuales, han jugado al bingo, han participado en concursos, etc; además, han podido tomar parte en video llamadas grupales donde se han divertido y se ha podido saber cómo se encontraban. Un sin parar que les ha ayudado mucho a vivir esos meses con una sonrisa y que han agradecido en numerosas ocasiones.

Muestras de cariño y agradecimientos que también ha generado sonrisa en el personal de Nagusien Etxea y que ha hecho que el trabajo sea muy satisfactorio y enriquecedor.

Gracias por tirar de nosotros”

“Gracias por romper silencios en estos días y llenarlos de alegría e ilusión”

Tal ha sido el éxito de la iniciativa que incluso actualmente se mantiene el grupo, utilizándose como vía informativa de acciones y para poder alternar actividades presenciales con actividades virtuales, como sencillos cursos de euskara, bingo virtual para evitar el agrupamiento de personas…

En definitiva, la tecnología, una gran herramienta que ayuda cada día también a las personas mayores, a sentirse más acompañadas, más felices y a seguir disfrutando de un envejecimiento activo.


«